El descanso, factor esencial para rendir al máximo durante el entrenamiento

Para conseguir los mejores resultados durante los entrenos es muy importante que descansemos adecuadamente. Y no sólo cuenta que durmamos las horas recomendadas, sino que nuestro descanso sea de calidad para que el cuerpo pueda recuperarse del esfuerzo realizado, evitando lesiones por agotamiento físico. Para ello, disponemos de una gran ayuda: la tecnología de última generación integrada en los relojes inteligentes de Garmin, con los que podemos controlar de forma avanzada el sueño y su calidad, así como los momentos estrés, que afectan al correcto descanso.
Si bien partimos de la creencia de que cuanto más tiempo y más duro entrenemos mayores serán los resultados que consigamos, hoy en día todos los deportistas profesionales saben que es errónea y que, tan importante como el entrenamiento, son la recuperación y el descanso.Durante el entrenamiento, los músculos se someten a un estrés que les obliga a consumir su reserva de glucógeno y que les provoca pequeñas roturas fibrilares. A esto se suma la pérdida de agua y sales minerales. Mientras, en la fase de recuperación y descanso, todo vuelve a su ser, preparándonos para afrontar otro entreno con nuestra mejor forma. Pero todo ello, depende de un correcto descanso, en el que se tiene en cuenta tanto las horas que se duermen como la calidad del sueño, donde el estrés juega un papel importante.Llegados a este punto, nos preguntamos: ¿cómo podemos saber cuál ha sido la calidad de nuestro sueño? ¿Y el nivel de energía que hemos acumulado durante la noche para afrontar el día?  o ¿Cómo van a afectar nuestros niveles de estrés a la calidad de nuestro descanso? Ahora, con la ayuda de la tecnología podemos saberlo, como demuestran los relojes inteligentes de Garmin.El sueño, ese gran aliado del ejercicioCuando dormimos, liberamos testosterona y las hormonas del crecimiento reparan los tejidos que se han dañado durante el ejercicio. Escatimar horas al sueño es un gran error, como demuestra un estudio realizado por la Universidad de Pensilvania, que constata que aquellas personas que tan sólo duermen 6 horas muestran niveles de atención, tiempo de reacción y somnolencia como si hubieran consumido 2 o 3 cervezas. Además, se muestran más sensibles al dolor, son más propensas a lesiones y su sistema inmune queda deprimido, siendo más propensas a sufrir resfriados.Por ello, el sueño y su calidad se vuelven de vital importancia. Pero, ¿cómo podemos saber cómo hemos descansado? Nada más sencillo que poniéndonos un reloj inteligente de Garmin en la muñeca. Así, contaremos con la monitorización avanzada del sueño, la cual se lleva a cabo mediante el cálculo de las diferentes etapas del sueño (ligero, profundo y REM). Para ello, también se vale de la prestación Pulse Ox*, destinada a medir la saturación de oxígeno en sangre, y del número de respiraciones por minuto. La combinación de todos estos parámetros se traduce en un pormenorizado análisis del sueño, estadísticas que pueden comprobarse al despertar para conocer a fondo la calidad del mismo y sus consecuencias en el descanso. Del mismo modo,el sueño nos permite cargar nuestra “batería”. Así, con la monitorización Body Battery podemos planificar la jornada que tenemos por delante y optimizar nuestros tiempos de actividad y descanso, en función de nuestras reservas de energía. Para ello, esta prestación utiliza una combinación de los datos de estrés, la variabilidad de la frecuencia cardiaca (VFC), el sueño y la actividad.Controlar el estrés, factor clave para el correcto descansoEl estrés afecta directamente al descanso. No se duerme igual cuando se está nervioso o relajado. De hecho, se ha comprobado que aparecen efectos negativos sin haber realizado un gran sobreesfuerzo. Esto es lo que llaman los expertos “síndrome de bajo rendimiento sin explicación”. Una fatiga que tiene más que ver con una recuperación deficiente que con una carga excesiva de trabajo, y que está motivada por un alto nivel de estrés. Esto no solo afecta a los atletas de élite, sino también a cualquier deportista amateur que suma los entrenos a otras cargas. Dicho estrés repercute en la calidad del sueño, que al final deriva en un bajo rendimiento, lesiones y hasta enfermedades.Aun así, hay solución y podemos saber qué nos genera estrés, y hasta combatirlo, para así encontrarnos mejor y encarar las sesiones diarias de la mejor manera. Con la monitorización del estrés, incluida en diversos dispositivos de Garmin, podrás entender cómo respondes a los estímulos y, llegado el caso, cuando el dispositivo detecte un pico, realizar ejercicios de respiración guiados para estabilizarte en cualquier momento y lugar.Todas estas aplicaciones las encontrarás en los relojes deportivos Forerunner® 245 y Forerunner® 945, de Garmin, con los que, además, obtendrás múltiples datos de interés para mejorar tus marcas y controlar aspectos de gran relevancia para superar los objetivos y retos que te propongas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *